5 conductas no saludables para tu autoestima.

Al llegar a la adultez las conductas nos revelan si tenemos la madurez emocional necesaria para afrontar los desafíos de la vida en sano juicio y equilibrio. A veces la vida nos abruma, las obligaciones, las relaciones, y todas las cosas que aparentemente debemos alcanzar en este mundo para poder ser felices, nos ponen a prueba y nos muestran en qué estado se encuentra la relación con nosotros mismos.

Estas 5 conductas nos pueden mostrar si nos hemos dejado a un lado para resolver lo de afuera, pensando que eso es lo más importante para poder sentirnos en paz.

1.    ¿Constantemente buscas reconocimiento y la aprobación de los demás?

La única aprobación que vale y que nos lleva a la paz, es la aprobación que tenemos con nosotros mismos. La verdadera valía procede de adentro, nada que dependa de lo externo podrá hacernos sentir llenos o completos.

2.    ¿Te percibes a ti mism@ como superior a los demás?

Si sientes que si tú no estás las cosas no van a salir bien, y que nadie va a ser capaz de hacer las cosas como tú las harías, cuidado. La soberbia es una mala consejera. Querer tener siempre la razón nos cierra a nuevas posibilidades y a la confianza de que la vida fluye en perfecta armonía.

3.    ¿Eres extremadamente leal y te mantienes en situaciones dañinas o tóxicas demasiado tiempo?

La sumisión y complacencia nos causa heridas muy grandes con nosotros mismos y nos mantiene alejados del amor propio. Los límites sanos con nosotros mismos y con los demás son nuestro derecho fundamental. La buena noticia es que podemos aprender a poner límites asertivos.

4.    ¿Exiges que otros satisfagan tus necesidades?

Pensar que nuestra felicidad depende de lo que los demás hagan o no, es una conducta muy infantil. Como adultos emocionales tenemos la responsabilidad de nuestra propia vida y de proveernos de lo necesario para sentirnos felices.

5.    ¿Eres sensible a los sentimientos de otros y los sientes como propios?

Cada persona es responsable por sus propios sentimientos o emociones, aprender a gestionarlos es tarea de cada persona. Nadie puede gestionar lo que estás sintiendo o viceversa. Hacernos adultos pasa por no evadir las emociones y aprender a sentirlas de manera adecuada. Desapegarnos con amor no significa que nos volvamos egoístas, significa que dejamos que el otro crezca con sus propias experiencias de vida.

El amor procedente de nuestro propio corazón es indispensable para fortalecer la autoestima. No hay nada ni nadie que pueda hacernos felices si nosotros no lo hacemos primero. Podemos gastar años en esa búsqueda, ¿Por qué no parar y comenzar a invertir el tiempo en aceptarnos y querernos?

0 0 votos
Califica el artículo
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x
Abrir chat
¿Tienes dudas?
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?